Hormigas Argentinas

Se le considera una plaga o especie invasora porque ataca y destruye colonias de especies nativas de los sectores que habita, además que se dedica a la crianza de áfidos, de los cuales extrae una sustancia azucarada como alimento. Los áfidos se alimentan de plantas por lo tanto son perjudiciales para la agricultura.

Reproducción:

Una de las principales características de L. humile es ser poligínica, es decir tener varias reinas (a veces cientos) dentro de un mismo hormiguero, por consiguiente los niveles de crecimiento poblacional son muy elevados. Las reinas ponen entre 20 y 30 huevos diarios en condiciones ideales. Además no realizan vuelos nupciales y la cópula entre machos y hembras (alados) es dentro del mismo nido, por lo que se evita el riesgo de que predadores diezmen a las inofensivas reinas recién fecundadas. Una vez que la cópula está completada, los machos mueren y las hembras permanecen vivas poniendo huevos por el resto de sus vidas. Se calcula que pueden llegar a vivir hasta 5 años.

           

 

Las reinas de otras especies cuando ya son fecundadas, emprenden la tarea de buscar un lugar idóneo para situar el futuro hormiguero, por lo que pasan semanas o meses esperando que nazcan las primeras obreras (nurses) que se encargarán de alimentar a su madre y a las futuras crías. Las reinas de hormiga argentina no poseen reservas alimenticias que les permitan estar en periodos de ayuno muy prolongados sin que una obrera las alimente (la alimentación se realiza por trofalaxis), por lo tanto resulta imposible que ellas abandonen el nido y den inicio a una nueva colonia solas, es por eso que prefieren mantenerse en el mismo hormiguero en donde nacieron. Sin embargo, cuando se forma una nueva colonia, una o más hembras grávidas abandonan su nido de origen con un séquito de obreras que ayudarán con la alimentación de las nuevas larvas y de la reina. Cabe destacar que a pesar de que se formen nuevas colonias éstas no son del todo independientes porque siguen manteniendo vínculos con el hormiguero de origen y con otras colonias.

Comportamiento invasivo:

Estas hormigas forman colonias de hormigueros que tienen diferencias genéticas, y periódicamente batallan entre las distintas colonias por el control del territorio, al contrario que los hormigueros de la misma colonia, semejantes genéticamente, que se comportan de manera pacífica entre sí. Esto no ocurre cuando invaden tierras más lejanas, porque forman colonias gigantescas, que llegan a abarcar grandes extensiones de cientos o miles de kilómetros. No se sabe por qué desarrollan ese comportamiento tan peculiar. Por otro lado se puede mencionar que las hormigas argentinas acaban con todas las especies nativas de hormigas del lugar que han invadido, produciendo drásticos cambios en el ecosistema.

El poder invasivo de esta especie queda reflejado cuando científicos localizaron en California una colonia de hormigas argentinas que se extiende desde la frontera con México hasta Ukiah, unos 160 km al norte de San Francisco. Existe también una colonia que recorre el norte de Italia, el sur de Francia y llega hasta la costa atlántica española; ésta ha sido catalogada en 6000 km.