Termita de Madera Seca

Termita conocida cómo aérea o de la madera seca. Éste término proviene del nombre común que se les da a K. flavicollis i Cryptotermes brevis en los Estados Unidos – “Drywood termite” -.

Quizás éste término, no es muy adecuado, para Kalotermes pues también come maderas húmedas. Cómo por ejemplo en carpinterías de madera exteriores (en balcones, terrazas, voladizos…). Quizás su abundancia en maderas a la intemperie es debido al modo de originar nuevos termiteros, a través de sus vuelos nupciales (generalmente desde Setiembre hasta Noviembre).

Se encuentra en las regiones más húmedas del área mediterránea. Sus termiteros son de 1000 a 1500 individuos. Sus termiteros están excavados en la propia madera. Es decir su háitat es su propio alimento.

La reina no presenta el abdomen hipertrofiado, encontrándose con el macho en una galería ancha que hace de cámara real. A diferencia de la termita subterránea son las ninfas de últimos estadios los encargadas de recolectar y distribuir el alimento a la comunidad. Es por eso que cuando se habla de ésta especie se dice que tiene "falsas obreras".

      

Forman colonias en el interior de la madera. Muebles, cajas, marcos, puertas, vigas, árboles vivos y muertos. También son capaces de anidar en paneles de madera aglomerada... Una característica de estas termitas son las pequeñas bolitas fecales que pueden caer del elemento atacado o bien llenando sus galerías. Las galerías siguen las vetas de la madera y dejan la madera limpia (sus bolitas fecales no quedan pegadas a no ser que por su antigüedad se hayan apelmazado).

El desarrollo de las colonias es lento, pero sus daños estructurales pueden ser muy graves en caso de infestación de múltiples colonias.

Las colonias se instalan en las maderas mediante vuelos nupciales que pueden producirse en épocas de primavera aunque es más común en otoño.

Al igual que las termitas subterráneas, el método natural de creación de nuevas colonias es mediante el vuelo nupcial (enjambrazón). Pero en este caso las reproductoras primarias (futuras reinas) se introducen en la madera en lugar del suelo.

Una característica diferencial entre la reproductora primaria subterránea y la de k. flavicollis es una pequeña coloración clara su prognoto. Tampoco coinciden las épocas de salida de voladoras.

No tienen una gran capacidad de movimiento cómo la termita subterránea, puesto que K. flavicollis no atraviesa paredes sino que infesta las maderas en contacto o muy cercanas (pueden llegar a fabricar pequeños y muy cortos canales exteriores pero realmente inestables, puesto que están formados de sus bolitas fecales).

Si bien su tamaño cómo individuo es mayor que la termita subterranea las dimensiones de los termiteros son mucho más pequeños, tanto en tamaño cómo en número.

Un termitero Kalotermes flavicollis es menos estable que un termitero subterráneo, su limitación es su propio hábitat que es su alimento, pudiendo sobrevivir unos años. No puede perpetuarse cómo un termitero subterráneo que en teoría puede seguir renovándose de forma indefinida. Por el contrario en un principio la capacidad de K. flavicollis de creación de nuevas colonias es superior a la termita subterránea.Pudiendo convertirse en una grave amenaza para estructuras de madera, colecciones y domicilios particulares.