Roedores

La rata china, rata noruega, rata de alcantarilla, guarén o pericote, Rattus norvegicus, es una de las ratas más conocidas y comunes. Mide de 21 a 27 cm de longitud, la cola tiene de 17 a 22 cm y pesa de 280 a 520 g. El cuerpo es tosco y la cola cubierta de escamas en anillo; el manto es gris oscuro en espalda.

El hocico es más romo y las orejas más cortas que las de la rata negra, Rattus rattus. Es originaria del norte de China, desde donde se extendió al norte de Europa y a Norteamérica. Se ha adapta a cualquier hábitat excepto al desiertos y los glaciales. Comensal del los asentamientos humanos, prolifera especialmente en las grandes ciudades, en las alcantarillas bodegas y establos. Tiene hábitos nocturnos y es muy hábil en el agua, aunque no es buena trepadora. Excava redes de túneles y cuevas. Es omnívora, aunque prefiere los cereales, huevos, carnes y animales pequeños. Su oído y olfato son excelentes. Las hembras tras 21 a 23 días de gestación paren 6 a 14 crías ciegas y sin pelo. Tienen de 2 a 8 camadas por año. Viven hasta 3 años. Esta especie tiene vida social, siendo cada individuo parte de un grupo jerárquico y disciplinado. Frecuentemente hay conflicto y a veces verdaderas guerras entre dos grupos Vector de enfermedades Esta especie tiene características de plaga, no sólo porque devora los alimentos de las casas y bodegas, sino especialmente porque transmite enfermedades graves, como Infecciones por Hantavirus, leptospirosis, criptosporidiosis, fiebre hemorrágica viral y fiebre Q. Son una de las pestes mamíferas más importantes. En muy pocos casos ha transmitido también la peste bubónica, que es generalmente transmitida por la rata común